24 Ago

Enzo Campos Córdoba: “La poesía inició todo”

por Grau Hertt, editor general de La Fuerza Suave

En el ciclo de “Entrevistas necesarias” hoy responde Enzo Campos Córdoba, poeta, editor y curador que invitamos para que seleccione los textos da la Colección Otoño–invierno de La Fuerza Suave, un grupo de tres tabloides de poesía y fotografía presentados el jueves 23 de junio de 2016 con lectura de poesía y una muestra permanente de los fotógrafos Maga Cervellera, Felipe Bozzani y Ro Heine Gälli. Las poetas elegidas fueron Mala Ludwig, Natalie Dzigciot y María Jose Testa

Sos poeta, producís un ciclo de poesía, trabajás en una editorial, sos curador en una galería de arte, hacés radio… ¿Cuáles fueron los puntos que te llevaron a esta multiplicidad? ¿Cuál es su cronología, cómo se sucedió en el tiempo?

Es una pregunta compleja. Lo que me mueve principalmente es la intensidad de hacer, superar la media de lo que se está realizando, siempre mejorar la calidad artística y experimental. Por otro lado, también la idea de abrir, profundizar el juego a partir de nuevos actores. Podría ponerme epiritual y decirte: darle lugar a los que están afuera más que nada, devolverle a la vida lo que se me dio.

La poesía inició todo. A partir de ahí me abrí a otros medios. Y todas las disciplinas en las que trabajo tienen como eje la curaduría y la edición, eso las conecta.

¿Creés que existe la posibilidad, no sólo por necesidad o contexto, de que un atributo característico de un poeta sea la capacidad de poder encarnar diferentes roles a partir de no tener un rol asignado, y que a partir del detalle o del fragmento pueda buscar una capacidad y un total dominio de otras áreas o disciplinas? ¿Cómo llevás personalmente ser tantas partes? ¿Cuál es el equilibrio?

El equilibrio es no desbordarse. Sólo trabajar en cosas que realmente me interesan y me generan pasión. Creo que cualquier persona puede ser lo que se proponga en su contexto. Es importante la formación, aprender, estar abierto a sumar experiencia, y sobre todo ser profesional en cada proyecto emprendido.

Tus búsqedas y tu realidad profesional son lo que nos llevó a convocarte a partir de que disfrutamos y admiramos lo que hacés: mantener las formas aunque los tiempos cambien. También la apertura e inclusión: al leer las tres poetas que fueron seleccionadas, vemos que el equilibrio existe, la diversidad también está y además se notan los diferentes momentos de cada una de ellas también. Hablanos de la selección, del proceso, cómo fue con cada una. Hablanos de tu estación otoño-invierno.

Siempre considero al otoño-invierno como un momento de renovación y cambio: muda de ropa. El proceso con cada una fue bastante simple. En el caso de Mala [María Ludwig] siempre quise editar algo con ella. Me gusta mucho lo que escribe. Tiene mucha fuerza y a la vez no deja de mostrar una sensibilidad vital. Es mi socia y amiga, y trabajar con ella es simple y disfrutable. Así que no nos costó casi nada editar el material para la plaqueta.

A Majo [María José Testa] la conocí en un ciclo de poesía en el que ella leía y me atraparon tanto el tono de su voz como el de su poesía. En ese momento supe que primero quería invitarla a leer en mi ciclo y después quería editarle algo. Digamos que funciono por deseo. Primero quiero algo y entonces hago todo lo posible para llevarlo a cabo.

Y a Natalie [Dzigciot] la conozco de la radio. Ella conduce un micro en el programa en el que estoy. De su poesía me gusta la crudeza y la sexualidad que transpira, a la vez que sabe encontrar un equilibrio sin perder la necesaria ingenuidad cotidiana que mantiene en nosotros la capacidad de asombro.

¿Notás que la poesía son muchas posibilidades que encuentran inexplicable o explicablemente esa armonía?

Lo interesante es que cada artista que participe en los proyectos que encaro tenga una voz particular, propia. Cada persona es un universo en sí misma así que su poesía o su arte siempre va a englobar matices, distintas aristas. Encontrar la propia voz, el equilibrio y armonía considerando esos matices es lo ideal.

Supongamos que es habitual dar buenas noticias, contar ideas y acciones de cara siempre a la evolución y, siguiendo con esa lógica, que lo único que puede frenar a la cultura es olvidarse que debe transgredirse a sí misma. No sabemos nada y descubrimos que hay editoriales, ciclos, medios alternativos, poetas que leen… ¿Cómo ves a la poesía, los libros, el arte, siguiendo esta lógica? ¿Qué se saca por encima de todo contexto?

Hay muchas personas dentro de la cultura haciendo cosas y eso es lo que resalto. La verdadera trascendencia está en lo simple, en lo palpable, en lo que potencia otro proyecto y así… Cada contexto tiene sus dificultades para hacer, y que más allá de esas dificultades siempre haya gente generando y abriendo el juego, extendiendo el panorama, es lo que me mantiene también en esa idea de seguir proyectando y realizando.

· · ·

Enzo Campos Córdoba
Buenos Aires, 1984

· Productor del ciclo de poesía, arte & música “Club del Quiebre”, junto a Tuti Curani y Deni Rodríguez Ballejo
· Editor en Ludwig Ediciones
· Curador en la galería de arte Alpha Centauri
· Conduce el segmento radial “El Cartel” en La República Radio

Obra publicada
Libros:
· Barroco desnudo (Ludwig, 2013)
· Apología de la fricción (2014)
· La salida es atravesándote (2015)
Próximamente: Paisajes de la ausencia

Otras publicaciones:
· La ausencia se come todo (La Fuerza Suave, 2015)
· Mansa noche (Un ninja sin capucha es un poeta, 2011); entre otros