25 Ago

Los fragmentos de Heráclito (Gacetilla de prensa)

Nulú Bonsai presenta una nueva traducción de Los fragmentos, obra reunida de Heráclito de Éfeso. Se trata de una nueva versión poética realizada por Michel Nieva y Zara Benaventos Ceppi, que busca conservar el estilo de la escritura original, distanciándose a su vez de las traducciones de tradición filológica o cristiana. Se presenta en edición bilingüe, con notas al pie y referencias a las obras donde se encuentran citados cada uno de los fragmentos


Los fragmentos
(Heráclito
)
Nulú Bonsai
26 / Colección Ojo bala
1ª edición: 2016

Traducción del griego, prólogo y notas:
Michel Nieva y Zara Benaventos Ceppi

 

 

. . .

SOBRE EL AUTOR Y ESTA EDICIÓN
Heráclito fue un filósofo griego, oriundo de Éfeso, quien recibió el epíteto de “el Oscuro” por su expresión hermética, entre profética y mística.
Al igual que muchos de los autores anteriores a Platón, se cree que las obras de Heráclito (535-484 a.C.) fueron devoradas por el incendio de la Biblioteca de Alejandría, por lo que sólo podemos conocerla a través de citas de otros autores.

Diógenes Laercio le atribuye un libro con el título “περὶ φύσεως” (Sobre la naturaleza) y, de allí, teóricamente, provienen Los fragmentos publicados en este volumen. En esos textos casi aforísticos, Heráclito propone una serie de imágenes (el río, el fuego, el arco, la lira) que condensan su visión del universo como un devenir permanente, en el que cada cosa se debate entre opuestos en un fluir incesante.

. . .

EVENTO DE PRESENTACIÓN
Viernes 22 de julio a las 21.00

Presentan:
Lucas Soares (Filosofía Antigua, UBA)
Michel Nieva (traductor)
y Sebastián Goyeneche (editor)

Poetas invitados:
Federico Fahsbender
María Lucesole
y Grau Hertt

Café Cultural Criterio
Varela 503, Flores
Buenos Aires

Entrada gratuita
Más información

. . .

SOBRE LA TRADUCCIÓN

Para traducir los fragmentos, Michel Nieva y Zara Benaventos Ceppi trabajaron con traducciones anteriores del francés, inglés, italiano y alemán, además de versiones antiguas en latín. Estudiaron y cotejaron traducciones anteriores en castellano, aunque según ellos lejanas a lo que buscaban en esta traducción poética. Realizada bajo una perspectiva orientada casi exclusivamente al valor literario y filosófico del texto, esta versión renueva para el lector contemporáneo una obra indispensable del pensamiento occidental, en la que se ve la ambigüedad inherente al hombre y el fluir constante del universo como lo único verdaderamente inmutable.

¿Por qué te parece importante traducir hoy a Heráclito? ¿Qué es lo más relevante de esta traducción en particular?

Michel Nieva: La intención de hacer una nueva traducción, de carácter poético, nació más que nada de las discusiones que surgían con Zara Benaventos Ceppi sobre todo aquello que leíamos en el texto y que no veíamos plasmado en ninguna otra traducción. Desde nuestra perspectiva la ambigüedad es inevitable y pensamos que cada lengua es única… No creemos que haya una conexión ni una equivalencia directa entre ellas. Para nosotros traducir es, en un punto, tratar de recuperar la respiración de un texto. Y eso es lo que buscamos: rescatar lo literario, que en la mayoría de las traducciones anteriores, enmarcadas en la tradición filológica, se suprimía, dejando al texto desanimado. Esas versiones tratan de eliminar la ambigüedad (como si eso fuera posible) o explicar las ideas agregando infinidad de notas al pie, pero no tienen en cuenta que lo que trata de hacer Heráclito es reforzar la ambigüedad y que en eso basa su obra.